María Eugenia Morales De Sierra vs. Guatemala

Sistema de Protección:  SIPDH                                          
Solicitud ante CIDH. Informe de Admisibilidad y fondo. El caso no se remitió a la corte IDH.
Caso y víctimas.

MARÍA EUGENIA MORALES DE SIERRA VS GUATEMALA. La CIDH emitió Informe final nº 4/01 .Caso 11.625 del 19 de enero de 2001. EL CASO NO SE REMITIÓ A LA CORTE.

Peticionarias: María Eugenia Morales de Sierra, CEJIL.

Derechos Denunciados

Violación de derechos consagrados en los artículos 1(1), 2, 17 y 24 de la Convención  Americana de Derechos Humanos.

Petición

Los peticionarios han sostenido que los artículos del Código Civil de Guatemala, establecen distinciones entre el hombre y la mujer que son discriminatorias y, por tanto, violan las normas de la Convención Americana.

De acuerdo con su designación de María Eugenia Morales de Sierra como víctima en el caso, los peticionarios sostienen que esos artículos la colocan en situación de subordinación jurídica de su marido y no le permiten ejercer control sobre aspectos importantes de su vida.  Indican que las citadas disposiciones discriminan contra la víctima de manera inmediata, directa y continuada, en violación de los derechos establecidos en los artículos 1(1), 2, 17 y 24 de la Convención Americana.

De acuerdo con los argumentos presentados después de la aprobación del Informe 28/98 por la Comisión, admitiendo el caso, alegan, además, que esta discriminación transgrede la vida privada y familiar de la víctima, en contravención del artículo 11(2) de la Convención Americana.

Específicamente refirieron, que ciertos artículos del Cód. Civil que definen el papel de cada cónyuge, establecen distinciones discriminatorias:

– Art. 109: corresponde al marido la representación conyugal. Art. 115: excepciones a esta regla.

– Art. 110: confiere a la mujer el derecho y la obligación especial de cuidar a los hijos menores y del hogar.

– Art. 113: una mujer casada podrá ejercer una profesión o tener un empleo solamente en los casos en que no se perjudiquen sus funciones de madre y ama de casa. En base al art. 114 el marido puede oponerse a las actividades que la mujer realice fuera del hogar, con la condición de que la sustente y que tenga motivos fundados para oponerse.

– Art. 131: como regla general el marido es el que administra el patrimonio conyugal. Art. 133: excepciones a esta regla.

– Art. 255: otorga al marido la responsabilidad primaria de representar a los hijos de la unión matrimonial y de administrar sus bienes.

– Art. 317: posibilidad de que la mujer sea eximida del ejercicio de ciertas formas de tutela.

Actuación del Estado

El Estado no controvierte la sustancia de las reclamaciones planteadas por los peticionarios.  Por el contrario, sostiene que sigue adoptando medidas para modificar los artículos impugnados del Código Civil y hacerlos congruentes con las normas de la Convención Americana y de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

En las actuaciones ante la Comisión previas a la aprobación del Informe 28/98, el Estado reconoció que las disposiciones citadas son “desactualizadas” y crean preocupación respecto de la obligación de no discriminación.  Señala, además, que los empeños en favor de la reforma de estos artículos se han basado en el hecho de que contravienen el artículo 46 de la Constitución, así como las disposiciones de la Convención Americana y de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

Decisión del Órgano de Protección

La CIDH declaró que el Estado cumplió a lo largo del procedimiento con parte de las recomendaciones de un informe anterior, pero respecto a los arts. 110.1 y 317.4 del CC: responsabilidad por violación del derecho a:

– respeto por la vida privada, por su vida familiar, igualdad ante la ley (arts.11, 17, 24 CADH) en relación con art.1.1 CADH (obligación de respetar y garantizar los derechos consagrados en la CADH) y el art. 2 (obligación de adoptar la legislación y demás medidas necesarias para hacer efectivos los derechos reconocidos por la CADH).

Recomienda al Estado que:

Adecue las disposiciones del Cód. Civil a las normas de la CADH. E indemnice y repare adecuadamente a María Eugenia Morales de Sierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s