Han asesinado a 81 mujeres este año en la Gran Caracas

Deivis Ramirez, El Universal.

20/06/2013

Tres impactos de bala en el rostro recibió Jeniffer Daniela Riverol, de 23 años.

Su cadáver quedó tirado a orillas de la vía principal de la Cota 905, y fue levantado la mañana del viernes por funcionarios del Cicpc.

Fue ayer cuando los familiares, después de buscarla durante cuatro días, se enteraron de que su cadáver estaba en la morgue de Bello Monte.

“No tuve valor para ver a mi hija allí tirada. Entré, la reconocí y salí de inmediato”, dijo Sujan Riverol, una madre destrozada por el hecho.

Llorando, contó que la muchacha salió de su casa, ubicada en La Vega, a las 8:00 de la noche del jueves, para ir a bailar con un grupo de amigos.

No dijo con quiénes ni a dónde iba exactamente, pero acostumbraba a salir de fiesta.

Como no llegó en la madrugada y menos el viernes, sus familiares comenzaron a preocuparse y la llamaron al celular, que siempre estuvo apagado.

El círculo de amigos de Jeniffer no sabía de su paradero, por lo que sus familiares se organizaron para salir a buscarla por hospitales y comisarías de Caracas.

La tarde del lunes, un primo de la muchacha recibió una llamada anónima. Alguien le dijo directamente que buscaran a Jeniffer en la morgue. No sabe quién fue, pues nunca se identificó. Solo dio el mensaje y trancó la comunicación.

“Uno siempre tiene la esperanza de no pasar por esta situación y no venir a la morgue, pero lamentablemente nos tocó”, dijo la madre dolida.

Jeniffer dejó dos hijos y era comerciante informal.

Sus deudos esperan que el Cicpc investigue el caso y logre dar con los responsables del hecho. Aseguraron que la mujer no tenía problemas con nadie. Por eso creen que fue secuestrada y asaltada.

Jeniffer se convirtió en la mujer número 81 en ser asesinada este año en la Gran Caracas.

La mayoría perdió la vida a tiros. “Esto no se le desea a nadie”, dijeron los familiares.

Mientras gestionaban los documentos para retirar el cuerpo, a un lado estaban los deudos de un adolescente, de 15 años, que había sido asesinado por sujetos encapuchados, la mañana del lunes.

El hecho ocurrió en la parte alta del barrio San José de Petare. Según comentaron, el muchacho estaba con la novia y dos pistoleros irrumpieron en la vivienda y le dispararon dos veces: en el cuello y la cabeza.

La novia, otra adolescente, resultó ilesa. Cuando se fueron los criminales, pidió ayuda para trasladar al jovencito herido hasta el hospital de El Llanito, donde ingresó muerto.

Eduardo Reyes, padre del fallecido dijo que antes vivía con ellos en Ocumare del Tuy, pero que se había mudado con la novia porque estaba enamorado.

Incluso, no terminó los estudios de bachillerato.

El hombre no relató más detalles, pues no conocía las andanzas de su hijo en Petare.

En otro hecho perdió la vida Germán Ricardo Valencia, de 27 años.

Lo atacaron a tiros en el barrio El Encantado de Petare, la tarde del lunes.

Sus familiares dijeron que estaba llegando a su casa, a bordo de su moto, cuando lo interceptaron, aparentemente para robarlo. Trabajaba en una construcción en La Tahona y murió en El Llanito.

dramirez@eluniversal.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s